Beatificación

Mamerto de la Ascensión Esquiú fue un fraile y obispo catamarqueño del siglo XIX, políticamente relevante por su encendida defensa de la Constitución Argentina de 1853.
Murió el 10 de enero de 1883 en la posta catamarqueña de El Suncho.
Mientras sus restos mortales descansan en la catedral de Córdoba, el corazón «incorrupto» del religioso fue depositado en el convento franciscano de Catamarca.
Fue sustraído en dos oportunidades. La primera vez el 30 de octubre de 1990.​ Ese mismo día, en horas de la tarde, se descubrió que el corazón de Esquiú había sido sustraído y una semana después, el 7 de noviembre, fue encontrado en el techo del convento. Hasta hoy, la Justicia desconoce quien lo sustrajo en aquella oportunidad. El segundo hurto fue realizado por un joven llamado Gemian Jasani el 22 de enero de 2008​ y el corazón aún sigue sin encontrarse.

En estos días, el Papa Francisco autorizó a la Congregación para la Causa de los Santos, a promulgar el Decreto sobre el milagro atribuído a la intercesión de Fray Mamerto Esquiú lo que posibilita su beatificación.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment